jardin

Cosas para plantar en invierno en el jardín

Te traemos unas cuantas sugerencias para dar vida a tu jardín este invierno. Toma nota de las especies que puedes cultivar y de los cuidados específicos que requiere esta temporada del año.

¿Qué puedo plantar? Existen muchas posibilidades, aquí te proponemos una combinación que incluye algún frutal, plantas decorativas con flores y sin flores, y algún arbusto perenne. Ya puedes ir preparando el terreno para plantar coles ornamentales, acebos, laureles, flores de pascua, hiedras, jazmines, pensamientos, rosales y cerezos. Si te decides por los rosales, intenta plantarlos primero en macetas para trasplantarlos cuando estén más desarrollados.  Con unas coles el color de tu jardín se disparará, ya que florecen en otoño y con el frío van ganando intensidad en las tonalidades.

El acebo es un arbusto muy típico en la decoración de jardines, y al podarlo en el comienzo del invierno, podremos aprovecharlo para adornarlo en navidades. Si plantas laurel puedes relajarte, ya que no requiere grandes cuidados y es muy resistente al frío; eso sí, hay que vigilar las posibles plagas. No ocurre lo mismo con la planta de pascua. Ésta debe estar en interiores durante los picos de frío y las nevadas. Pasadas las navidades, puedes sacarla de nuevo al exterior.

La hiedra es una planta trepadora que dará un encanto especial a tu jardín si la usas para decorar paredes vacías. Otra opción trepadora: el jazmín, que dejará un aroma muy agradable en tu hogar; sin embargo hay que protegerla de temperaturas inferiores a 6 grados. Menos exigentes son los pensamientos, con una gama espectacular de colores.

El invierno es una buena oportunidad para probar con algunos árboles frutales como el cerezo, ya que el frío es muy beneficioso para su crecimiento. Resiste genial las heladas, aunque le encanta recibir la luz del sol.

Como ves, no es extraño encontrar plantas con flores en invierno. Aunque son muy resistentes a las bajas temperaturas, siempre es aconsejable contar con un gran plástico o una lona para cubrir las plantas las noches de helada. También debes resguardar tu jardín del viento. Puedes ayudarte con la tela de una tienda de campaña, por ejemplo. Las plantas con floración invernal requieren abono también durante esta época y hay que procurar que las flores no se mojen demasiado, porque pueden estropearse antes de tiempo.

En invierno hay que regar con mucha moderación y evitar encharcamientos. Debemos regar de forma abundante en el momento de la plantación, y después reducir la dosis de agua. Las plantas están en fase de reposo y no necesitan más. Es importante regar con agua tibia, evitando temperaturas frías; nunca olvides que tiene que existir un buen drenaje. Antes de plantar, asegúrate que no lo haces en un agujero muy profundo que favorezca inundaciones y por tanto precipite el deterioro de las raíces. Éstas hay que protegerlas del frío, y si se tienen macetas, viene muy bien forrarlas de alguna tela o plástico con colores bonitos. Si están en el suelo, conviene amontonar la tierra en torno a los tallos.

Además, tus rosales y la mayoría de las plantas agradecerán que aproveches al máximo los espacios de sol y luz. Sin embargo, a los acebos puedes dejarlos tranquilamente a la sombra.

Anímate a diseñar tu jardín de invierno personal y cuéntanos qué plantarías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *